Mamiko Seeds surgió en 2012 para dar cabida a una línea de semillas basada en proyectos de carácter personal. El acceso a una colección de esquejes única en Europa propició que Mamiko Seeds se centrara en la producción de cruces a partir de estas selecciones, procedentes de Estados Unidos en su inmensa mayoría, y en ofrecer versiones en forma de semilla de genéticas que sólo están al alcance de unos pocos por las limitaciones propias de los esquejes.

Chemdawg Sister, Snowdawg y H.A. OG Kush son algunos de los esquejes originales que Mamiko Seeds ha producido durante estos años en forma de semilla feminizada. Junto a estas variedades y algunos otros cruces, han aparecido diversos híbridos de OG Kush, como Casey Kush, Fire Afghan OG y Sour Kush. Este último cruce, la versión de Mamiko Seeds del estándar de la nueva escuela conocido como Headband y que consiste en la mezcla de Sour Diesel y OG Kush, obtuvo en 2013 y 2014 el primer premio en los dos concursos a los que fue presentado por cultivadores independientes.

A mediados de 2013, Mamiko Seeds lanzó sus primeros trabajos con Girl Scout Cookies, incluyendo la versión en forma de semilla del esqueje Forum y una gama de cruces que cubría todo el espectro de Indica a Sativa. En aquellos momentos, la ausencia de variedades que incluyeran Girl Scout Cookies era prácticamente total, por lo que esta iniciativa pionera de Mamiko Seeds llenó el vacío existente y abrió el camino a otros productores de semillas. Los proyectos de semilla a base de Cookies pronto se convirtieron en una de las especialidades de Mamiko Seeds, asociando el nombre de este banco español con la estrella Indica de la bahía de San Francisco.

La Colección Cookies de Mamiko Seeds cuenta actualmente con quince variedades feminizadas, incluyendo cruces Indica con parentales como L.A. Pure Kush y Bubba Kush Katsu, híbridos con miembros de la familia Chemdawg; mezclas de OG Kush; cruces con selecciones de mayor o menor carga Sativa, como Casey Jones, Amnesia Haze, Blueberry Sativa, Cheese y Sour Diesel; y, por supuesto, Girl Scout Cookies.

Share This